Lunes, 12 de julio de 2010

Me da por ser el esp?ritu de la contraria, y me gusta. Es algo habitual en m?. Cuando todo el mundo est? volcado con la novela negra n?rdica, dejan de interesarme los suecos que van saliendo y vuelvo la vista hacia otro lado. Cuanto m?s lejos del norte de Europa, mejor. As? que hara algo m?s de un mes cog? el anticipo editorial promocional?que Maeva hizo de Zul? (que inclu?a?las primeras ochenta p?ginas del libro). Creo que fue un acierto: devor? las p?ginas y tuve que interrumpir la lectura hasta la salida del libro.

Con una acertada portada que emula a la de Ramata de Abasse Ndione (publicado?por Roca Editorial), Zul? no es tanto un thriller (como anuncia en su portada) como una buena novela negra (como s? dice en la contraportada), con varios personajes protagonistas de diversas personalidades que se complementan en la investigaci?n del asesinato de una adolescente blanca, pero con un personaje principal, Ali Neuman, que es el que reune todas las caracter?sticas del investigador hard-boiled que tanto me gusta:?tipo duro, solitario, parco en palabras, incorruptible... Siendo jefe del Departamento de Polic?a Criminal de Ciudad del Cabo en la Sud?frica post-apartheidun no le queda otra.

Leyendo Zul? me ha dado por pensar que?a d?a de hoy tiene m?s sentido ambientar la novela negra en los pa?ses africanos que en la Europa n?rdica. Piensen que la novela negra muestra una realidad social y que la realidad africana es mucho m?s dura, cruel, corrupta?y nos es m?s ajena. Al? Neuman tiene sentido tal y como es?por el propio pasado de Sud?frica: en su infancia asisti? a la tortura y asesinato de sus padres y pertenecer a una etnia zul?, con sus tradiciones,?le har? sentirse?siempre algo fuera de lugar (otra caracter?stica del investigador hard-boiled, la sensaci?n de no casar con la sociedad que le rodea) en el capitalismo?que est? globalizando el mundo. Piensen tambi?n que el propio Henning? Mankell, maestro de novela negra sueca, escribe sobre ?frica

Llevo ciento cuarenta p?ginas y por lo pronto ya me compr? El pico del diablo, de Deon Meyer (en RBA), tambi?n ambientado en Sud?frica?y, por lo que he?podido comprobar, con un modelo muy fiel a los c?nones de Hammet y Chandler. No veo la hora de terminarme una para empezar la otra.

Yo sostengo que el verano es ?poca para cl?sicos y novela negra. Si se decantan por estas, h?ganme caso y dejen a los autores n?rdicos en paz, que entre los?que est?n a la venta?a d?a de hoy habr? algunos buenos, s?, pero bastantes malos publicados para aprovechar la moda de suecos oscuros que nos invande (las editoriales no se arriesgan y casi todas publican su n?rdico para ver si captan una parte de la tarta de los seguidores de Stieg Larsson). No se dejen arrastrar por la moda y se arriesguen a?comprar una novela n?rdica que les deje fr?os pero lo mala?que es.?No piensen como los dem?s. Piensen diferente (tiene m?s sentido) y d?jense llevar al Senegal de Ramata o a la Sud?frica de Ali Neuman o de Benny Griessel: aprender?n bastante y me atrever?a decir que disfrutar?n m?s que en la fr?a e insensible Estocolmo.

Otra cuesti?n es que no quieran mirar la realidad a los ojos y prefieran volver la espalda a cosas verdaderamente horribles. Entonces no s? qu? hacen leyendo novela negra: si quieren entretenerse, v?yanse al cine y v?anse una pel?cula de acci?n norteamericana,?pretendidamente violentas pero en el fondo bastante puritanas,?con muchas explosiones, tiros sin sentido y nada de sangre.


Publicado por Bernie_Ohls @ 11:46  | Libros
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios