Viernes, 06 de agosto de 2010

Llamaron pidiendo permiso y hoy?les hemos tenido: una pareja de reci?n casados haci?ndose las fotos de?su boda.

Trajeados y con los dos fot?grafos franque?ndoles, entraron a media tarde y se retrataron con toda la ilusi?n distintas partes de la librer?a. Para ellos, la librer?a es muy importante porque fue el lugar donde?se vieron?por vez primera despu?s de conocerse en un chat de fantas?a y no han querido marcharse sin hacerse?una ?ltima?foto junto a los libros de Terry Pratchett.

Me ha hecho particular ilusi?n. Por cosas as? merece la pena ser librero, abrir una librer?a. Es un punto? de encuentro donde coincide gente que hace a?os que no se ve y los vez abrazarse y contarse su vida, donde grupos de adolescentes se reunen antes de marchar a otra parte para tomar algo, y tambi?n, por qu? no decirlo, donde puedes encontrar ese libro que le?ste hace a?os, prestaste y acabo perdido.

Aunque sean m?s religiosos que nadie, no creo que alguien?se haya hecho sus?fotos?de boda a El Corte Ingl?s (nadie salvo quiz? alg?n empleado?extremadamente?corporativo necesitado de psic?logo, quien sabe...). Ellos pueden tener m?s pasta, pero no lo pueden tener todo: hay cosas que no se pagan con dinero.


Publicado por Bernie_Ohls @ 23:42  | Lectores
Comentarios (2)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Madin
S?bado, 14 de agosto de 2010 | 5:11

Me encantó esta entrada y coincido contigo, son las cosas que vale la pena atesorar en el corazón.

También en una librería te encuentras personas que tienen un vínculo común contigo, el amor a los libros, y aunque no las conozcas, "sientes" ese lazo.

Felicidades por tu blog y gracias por compartir tus experiencias.

Publicado por Cisne Negro
S?bado, 14 de agosto de 2010 | 12:28

Qué bonito... :)